Casa Palacio de las Cadenas (Cazorla)

Casa Palacio de las Cadenas

Casa Palacio de las Cadenas
Construido hacia el norte de la ciudad, en lugar que otrora fuese las afueras de la población, al principio de la Alameda conocida como del Cristo, y actualmente Parque del Santo Cristo (llamado así por existir en las cercanías una antigua ermita, hoy desaparecida, llamada del Cristo de la Vera Cruz). Sus orígenes son inciertos, pero es posible que el Concejo de la villa levantase un primer edificio en el siglo XVI sobre aquella primitiva Alameda, también propiedad del municipio, para los Marqueses de Camarasa. Eso parece atestiguar una placa de piedra incrustada en el muro exterior del jardín, que dice:

"..Cacorla mandha hazer esta carrera y alameda siendo adelantados perpetuos los yllustrisimos ss don Diego de los Cobos y Doña Francisca de Luna marqueses de Camarasa y svs ss gobernando el S. licenciado Espinosa año 1563 "

De esa construcción, si existió, no quedan restos alguno. La actual, es de cronología y estética posterior. Es una construcción maciza de tres alturas con vanos enmarcados con arcos de medio punto. Su planta tiene trazado rectangular y la fachada principal está orientada al mediodía, con un gran arco de medio punto y sobre él, un escudo de armas perteneciente a la familia Godoy, antiguos propietarios. Su interior fue remodelado a principios de este siglo, destacando en la planta baja unas estancias con bóveda de medio cañón y en las superiores, los salones y habitaciones familiares. Destaca en la fachada posterior una estancia-galería acristalada, con vistas al jardín.En conjunto sus líneas son sobrias y de buena traza arquitectónica, de un clasicismo tardío, quizás de la primera mitad del siglo XIX. La mansión perteneció a ilustres familias de Cazorla: los Angulo, en el siglo XVII y XVIII. También, en esta última centuria y en la siguiente a los Godoy, los Torres Godoy y los Vela de Almazán. A finales del siglo XIX fue propiedad de los Calderón y los Gómez-Sigura. Actualmente pertenece a la familia Tamayo, a la que pasó en los primeros años del siglo XX.

Texto: Juan Antonio Bueno Cuadros
Cronista Oficial de Cazorla.

Qué Ver y Hacer